PADRES Y PROFESORES

En aprenderT llevamos un tiempo observando la situación que os mostramos en la viñeta de más abajo y, al mismo tiempo, asesorando tanto a padres como a profesores, sobre esta cuestión y otras similares.

La Educación, como otros aspectos de la sociedad, va evolucionando a veces tan rápido y en determinadas direcciones, que es preciso pararse y examinar qué está pasando. Actualmente nos encontramos con muchos casos en los que los padres reprochan a maestros y profesores las notas o los resultados en los exámenes.

Por lo general, este tipo de padres se caracterizan por ser permisivos; les cuesta poner límites y normas a sus hijos; suelen comentar que, para que realicen las tareas escolares o alguna responsabilidad de casa, tienen que "perseguirles" o repetirles las obligaciones de manera constante. Por diferentes circunstancias, nos cuentan también que pasan poco tiempo con sus hijos y que les resulta muy complicado mantenerse firmes o no ser "blandos" con ellos, ya que apenas les ven. Sabemos, también, que lo hacen con toda la buena intención del mundo, pero esa no es la mejor fórmula.

Y en ese punto llegamos al que plasma la viñeta: el niño aprende lo que observa, y observa que papá y mamá le hacen caso frente a todo y que, con las estrategias adecuadas, las notas del cole pueden ser una cosa más con las que "salirse con la suya" y tener el control. Y así los padres, que creen a su hijo cuando les dice que "la profesora es muy dura", "no nos explica bien las cosas" o "me tiene manía", piensan que los malos resultados en las notas no son culpa de éste, sino de la maestra. Cuando a los padres se os plantean este tipo de cuestiones, no sólo relacionadas con los resultados finales de las evaluaciones, sino también con notas en la agenda escolar o avisos desde el colegio, antes de actuar, reflexionad sobre varios puntos: 
  1. Escuchad la crítica que se plantea y sobre qué asunto está relacionado. No os cerréis en banda. 
  2. Sopesad si estáis o no de acuerdo con la situación y asesoraos bien. 
  3. Sed honestos con vosotros mismos, es fundamental para el bien de vuestros hijos.  
  4. Hablad con los profesores y poned puntos en común, pero en la medida de lo posible no busquéis un enfrentamiento. 
Por otra parte, los profesores y maestros, ante estas situaciones, debéis ser  empáticos. Intentad entender por qué esta familia se comporta de esta manera, sólo así lograreis que os escuchen, y tal vez se produzca un pequeño giro en su postura. También hay que tener claro que, por muy empáticos que nos mostremos, a veces no conseguiremos nada. 

Lo más importante es tener presente el adecuado desarrollo del niño en todos los ámbitos de su vida y recordad que estamos hablando siempre en términos generales, ya que cada caso tiene unas circunstancias diferentes.

Os esperamos en:


Carmen Marco
Psicóloga de aprenderT

La aventura de ser TRES

Unos generosos papás de aprenderT han recibido la visita de Madrid Directo y nos han permitido colgarlo en nuestro blog.

Para ellos, ha sido toda una adaptación a una nueva vida, donde sobre todo, debe de haber orden. Han aprendido a ser tripapás en poco tiempo y durante este tiempo lo más importante ha sido ser pacientes, no angustiarse, pedir ayuda cuando lo necesitan y tomarse un tiempo para ellos mismos.

Para las pequeñas y los que las rodean comienza la aventura de ser TRES... (a partir del minuto 3:21)  


video


Os esperamos en